Las baterías acústicas, protagonistas del ritmo, se comenzaron a utilizar en una gran cantidad de géneros musicales, participando en contextos educativos he inclusive siendo la base de muchas obras cinematográficas como la película That Thing You Do! Del año 1996 o Whiplash: música y obsesión del año 2014.

Nacen en estados unidos a finales de 1890 y se convierte en un fabuloso instrumentó a principios del siglo XX, originalmente en un formato reducido y fue base fundamental de las rítmicas apasionadas del Jazz.

Su sonido es incomparable. Un trabajo de arte que se concibe de las manos de un luthier que plasma en ellas la sonoridad, el sunstein, el ataque y la afinación requerida para hacerlas perfectas. La correcta selección de la madera, la cantidad de chapas de madera, los herrajes usados para generar sus valores de tensión, el pedal y sus bases la convierte en una unión únicas para el gusto musical de cada baterista y para la firma sonora de una banda.

Dependiendo de su madera y su construcción, una batería acustica realzara valores de color en el sonido que siempre irán de la mano de la tensión que imprima el baterista al ajustar las llaves de afinación y que puede ser modificada para ajustarse, si se desea, a cada canción.

El arte en las baterías acústicas es la fusión con el artista, la sensación en el rebote de sus parches que se amalgama con sus aros y transmite vibración a través de la madera de los tambores. Todos esos detalles hacen del sonido algo especial y algo que las mantiene vivas en el mercado.

TAMBURO, nace en 1984 por uno de los mas importantes bateristas de la escena italiana, Tullio Granatello, quien innovo en estilo, formatos y técnica. Hoy en día hacen uso de la tecnología, las habilidades de fabricación italiana y la artesanía para crear una serie de baterías acústicas que son realmente fabulosas, desde su versión más básica, la serie T5, pasando por la perfecta combinación de precio y desempeño para escenarios como la serie FORMULA y llegando al punto más alto del arte con los modelos hechos a mano 100% en Italia, la UNIKA y OPERA.

Su fabricación impulsa las habilidades italianas y el trabajo artesanal que hace a estas baterías acústicas muy especiales. Los tambores son más delgados, pero sólidos y robustos y su peso se ha disminuido para hacerla mas portable. En algunos modelos, la capa interior está recubierta con pintura de poliuretano (PU) para proteger la madera de la humedad y posee anillos de refuerzo internos en listones de madera de haya para unir y apretar la carcasa.

El hardware de tensión y accesorios es una unión entre aluminio y acero, dando toques estéticos y funcionales. El pegamento ha sido estudiado por años para encontrar la química perfecta de agarre que permita una resonancia adecuada de la madera.

Fabricadas en diferentes maderas donde encontramos en la serie T5 el Abedul o en la Formula el Álamo, su sonido se caracteriza por profundidad y definición. En definitiva, una batería acústica bien construida y pensada ofrece al artista y a la música que interpreta una firma que lo identifica, un sonido potente y con el color acústico y armónico ideal que llenará cualquier ambiente.

Las baterías acústicas no solo permiten construir técnicas de interpretación que van desde el rebote, pasando por la dinámica hasta llegar al uso mixto de aros y parches, sino que brindan un sonido realista, lleno de carácter, que hace vibrar los sentidos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *